jueves, 8 de noviembre de 2007

4 comentarios:

Jonkar dijo...

Me pongo en contacto con vosotros para que me ayudéis, en lo que se pueda, a encontrar testigos de la agresión que padecí el pasado 29 de noviembre del año 2006 hacia las tres de la mañana. Ese día, cuando me dirigía a mi casa, fui abordado por una patrulla de la policía que me pidió con muy malos modos que me identificara, cosa que hice. Lo siguiente que me exigieron, puesto que su tono fue siempre imperativo y falto de respeto, fue que sacara todo lo que tuviera en mis bolsillos. A lo que accedí, aunque pregunté el motivo de todo aquello puesto que yo iba para mi casa, no me había metido en líos y no tenía drogas. El agente se molestó y me dijo que estaba detenido. No me lo podía ni creer. Volví a pedir una explicación y como respuesta obtuve una soberana paliza. Además fui detenido durante dos días, me ficharon, me pusieron a disposición judicial y me acusan de atentado a la autoridad.

Ese día, mientras era golpeado, alguien se acercó atendiendo a mis gritos de socorro. Espero que fuera un vecino. Desde el suelo le dije: "compañero, ayúdame". Si la persona que ese día se acercó a mí aún recuerda, como yo no puedo olvidar, aquella noche le rogaría que se pusiera en contacto conmigo para poder atestiguar en el juicio. Si alguien más vio algo, le pediría lo mismo.

Mi nombre es Juan Carlos Laseca, aunque en el barrio muchos me conocen por Jonkar. Vivo en Lavapiés, en la calle Cabesteros. Soy propietario de los pocos metros de mi casa, pago un garage para proteger mi vehículo. Trabajo como funcionario de la Administración General del Estado, en concreto soy cartero. Por aquellas fechas acababa de obtener el título de C.A.P. (que capacita para ser profesor de enseñanzas secundarias) e iba a matricularme para continuar con mis estudios de Filología Hispánica (soy licenciado en Ciencias de la Información) al tiempo que preparaba las oposiciones. Desde entonces no he vuelto a estudiar, mi cabeza no está para esas cosas.
Es posible que durante este año que entra se celebre mi juicio. Hasta entonces siento que se me ha arrebatado el tiempo de mi vida. Me quitaron la libertad y ahora mismo estoy en libertad provisional con cargos, con todo lo que esto pueda suponer para mi vida futura.
Como opinión os diré que me parece una vergüenza que aquellos que debieran de encargarse de la garantizar la seguridad de los vecinos de Lavapiés actúen de un modo tan deleznable.
Que nadie piense eso de que "algo habré hecho". Mi único error fue creer que tenía derechos como ciudadano y que la policía está para proteger el desarrollo de esos derechos, no para quitámerlos.
Espero que me ayudéis en lo que podáis. Yo tengo que regresar todos los días a casa cuando es de noche porque mi turno de trabajo así lo exige. Llevo un año viviendo con miedo y durante los primeros días tuve que ser acompañado por amigos que me demostraron que lo eran de verdad. No quiero vivir con miedo.
Por favor, ayudadme. Gracias.
Juan Carlos Laseca.

P.D.: Voy a dirigirme también a la delegada del Gobierno puesto que parece no conocer la existencia de casos de este tipo en el barrio y tengo constancia de que no he sido el único que ha padecido un abuso similar.

Anónimo dijo...

(Voto en papel) Mi voto es para: gimnasia al suelo con porra.
Por haberlo sufrido, ya lo teneis

31 de diciembre de 2007 3:44

Anónimo dijo...

(Voto en papel) Mi voto es para: gimnasia al suelo con porra.
Sólo hay que ver que "individuos" por denominar de algún modo están entrando al Cuerpo de Policía Municipal.

jonkar dijo...

Queridos amigos. Hace tiempo que hice pública denuncia de la agresión que padecí por parte de unos agentes de la policía nacional destinados en la comisaría de Leganitos.
Quisiera comunicaros que el juicio se celebró el pasado 8 de mayo de 2009 (cuánto tiempo desde aquel 29 de noviembre de 2006).
Estoy a la espera de que se dicte sentencia. Y quiero creer que se hará justicia.
Considero que esta información puede ser útil para todos aquellos que puedan padecer la violencia cotidiana y además la policial.
Un abrazo y hasta pronto.
Jonkar.